Política

Amalia Granata, tras su triunfo en Santa Fe dijo que «Macri es provida y Pichetto se desnudaría a favor del aborto»

La modelo fue electa diputada provincial. «Me gustaría ser gobernadora», avisó.

Amalia Granata fue electa diputada provincial en Santa Fe y este lunes anticipó lo que será su gestión como legisladora. Además, aseguró que a nivel nacional «no hay ningún espacio» que la represente. «Miguel Ángel Pichetto es recontra pañuelo verde, le falta salir a desnudarse por el aborto en el Obelisco. Sé que Mauricio Macri es provida, lo hablé con gente cercana a él», analizó la legisladora, que está en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

«Pichetto y Lousteau me alejan», sostuvo en relación a la postura que tienen a favor de la despenalización del aborto. Y profundizó esa idea: «Me produce mucho temor que un legislador esté a favor de matar a su propio hijo».

La periodista y modelo compitió por el partido Unite por la Familia y La Vida y se ubicó tercera con el 15,6% de los votos. Ese porcentaje permitirá que su espacio sume seis legisladores a la Cámara con la posibilidad de que sean siete una vez que se confirme el escrutinio definitivo la semana que viene. «Recibimos 289.000 votos y creemos que en el conteo final ese número va a aumentar un poco más», dijo.

«En Santa Fe la gente está cansada del político tradicional, eran todas las mismas opciones que vienen a prometer la salvación cuando hace 15 años que están gobernando. La gente se hartó y le dio la posibilidad a este espacio, no somos políticos pero estamos dispuestos a trabajar en serio», reflexionó acerca de la gran elección que protagonizó, en la que recibió más votos que Cambiemos.

De la disputa que hubo por quedarse con la gobernación, fue tajante: «Por suerte no ganó el socialismo. Durante su mandato el narcotráfico se instaló en la provincia, hicieron mucho daño. Ojalá Perotti le dé un aire nuevo. Fue un Gobierno donde se incrementó el empleo público, a veces es insostenible que tanta gente viva del Estado».

Sobre el electo mandatario peronista, consideró que deberían «compartir un café». «Me gusta la política, me apasiona y me parece que hay mucho por hacer. Soy joven y tengo muchas ganas, espero que no se me vayan nunca. Me voy a preparar para cada debate, no soy una idónea en todos los temas, pero tenemos un buen equipo». E incluso, mirando hacia el futuro, proyectó: «Me gustaría ser gobernadora».

Granata dijo que fue víctima de una campaña sucia pero prefirió tomarlo con humor: «Cuando no tienen cómo rebatir los fundamentos o propuestas, me atacan con las tapas de Playboy. Es tan misógino ese ataque que demuestran quiénes son ellos y no yo. Que haya sido tapa de Playboy no quiere decir que no tenga capacidad o inteligencia como para estar en la legislatura». «Las tapas de Playboy las hice porque me pagaron y muy bien», cerró, entre risas.

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar