La Pampa

Tuvo que demandar a la obra social para que le reconozcan un medicamento

El periodista Alejandro Levintan precisa un medicamento oncológico y la prestadora Visitar no se lo reconocía. Tras el reclamo público, la situación se destrabó.

Una obra social privada se niega a reconocer una droga para un tratamiento oncólogico, por lo que familiares decidieron hacer público el reclamo hacia la prestadora y también hacia la empresa empleadora del paciente.

Tras esa situación, que se dio a conocer esta mañana, finalmente la obra social destrabó la situación y le medicamento ya está en camino.

El daminificado es el conocido periodista Alejandro Levintan, trabajador de prensa del diario La Arena y de Radio Noticias. Desde hace bastante tiempo viene atravesando una dura enfermedad por lo que necesita una droga que la prestadora Visitar se negaba a reconocer.

“Hace dos meses que venimos con esto y no nos contestan ni las notas”, contó Marta Rodríguez, pareja de Levintan, en declaraciones radiales. “No les importa la persona”, se quejó.

Levintan necesita continuar con su tratamiento y la droga que le recetó el médico Abel Alzueta es “brentuximab vedotina”. Pero la obra social se negaba a reconocerla y tampoco le daban una alternativa. Por eso enviaron una carta documento y ayer mismo les confirmaron que podrá acceder al medicamento.

Rodríguez aclaró que “la mejor atención la recibió de salud pública”. “Nos sacamos el sombrero por como lo cuidaron en el Molas”, sostuvo.

La mujer también hizo extensivo su reclamo a los directivos de La Arena, donde Levintan trabaja desde hace décadas. “Nadie lo llamó. La verdad que el acompañamiento siempre fue de los compañeros”, contó.

“Presentamos una carta documento donde exigimos que por escrito nos den respuestas. No les importa el paciente, es una cuestión económica. En el único lugar donde Ale fue atendido humanamente fue en el Hospital Lucio Molas, que hace lo que puede porque como hay una obra social de por medio”, señaló la mujer.

Contó además que mediante llamados telefónicos entre auditores y administrativos les proponen otras drogas que el periodista no puede consumir debido a su estado de salud: “Hoy voy a hacer una denuncia ante la Superintendencia de Salud y los abogados de la familia me van a preparar un recurso de amparo ante la Justicia, para que los jueces ordenen a la obra social que le den la droga”, anticipó.

“La obra social madre se llama OSMET, pero como no tiene oficina acá terceriza el servicio. Yo creo que hay una cuestión económica de fondo donde la obra social no se hace cargo y Alejandro está agotado”, detalló.

Deja tu comentario!

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar