Economia

La producción pampeana fue récord en 2018/19

En el país la producción trepó a 4,21 millones de toneladas en 1,23 millones de hectáreas cosechadas, y la participación pampeana alcanzó el 5,1% con un crecimiento interanual del 93%.
Juan José Reyes
Según la Bolsa de Cereales la cosecha 2018/19 de la cebada cervecera pampeana
obtuvo su mayor producción histórica. Llegó a 215.300 toneladas (178.800 zona norte y 36.300 en centro-sur) con una superficie sembrada de 118.980 hectáreas, 92.130 cosechadas y rendimiento promedio de 24,2 quintales por hectárea (27,3 en la zona norte y 20,1 qq/ha zona sur) con máximos de 325 a 343 kilos (cuadrángulo noreste). Los rindes óptimos estarían reuniendo la calidad proteica requerida por las industrias y malteras para producir cerveza. En el país la producción trepó a 4,21 millones de toneladas en 1,23 millones de hectáreas cosechadas, y la participación pampeana alcanzó el 5,1% con un crecimiento interanual del 93%.
La producción de cebada cervecera fue excelente a pesar de que también lo fue la de trigo
-con más de 870 millones de toneladas-, por ello se puede decir que es una alternativa válida la cebada cuando el trigo pierde intención de siembra como ocurría años atrás. Ahora van juntos. Si bien es cierto que las trabas comerciales en el abastecimiento interno todavía
subsisten, ambas producciones se complementan. Para hallar la mayor producción de la historia provincial (ver cuadro anexo) hay que remontarse a la campaña 15/16 donde se
cosecharon 201.282 Tn. El crecimiento de la superficie sembrada en la zona norte (la más
productiva) fue del 67% pasando de 22.900 a 39.800 hectáreas. En cambio los volúmenes
de producción en distintos departamentos del norte fueron 41.150 en Conhelo (la más
alta) seguida de Quemú Quemú con 37.453 toneladas; 35.536 en Maracó; 31.012.en Chapaleufu; 29.182 en Realicó; 24.111 en Trenel y 18.745 en Rancul. Con respecto a la zona centro-sur hubo 11.376 hectáreas; en Atreucó 5.102; para Catriló 3.633; en Capital 3.613; en
Guatraché 2.730; en Utracán 695; Hucal 580 y 511 hectáreas en el departamento Toay.

El malteado en el mundo.
La cebada es un cereal de uso alimenticio tanto para humanos como para consumo forrajero, dado que posee múltiples usos y productos derivados. Además, dado su elevado contenido nutricional y su bajo índice glucémico, resulta adecuada para el consumo de los pacientes diabéticos. El subproducto más conocido es la malta. En particular, al proceso de secar y tostar la cebada se lo conoce como «malteado». Entre sus derivados se destacan: café de malta; azúcar o jalea de malta e infusiones energizantes.
Hoy los valores FAS observados en el Mercado de Chicago, son de 170/180 U$S/Tn para Cebada Cervecera (entrega agosto/septiembre) de la campaña 2018/19 con una producción estimada en el país de 4,2 millones de toneladas. En la campaña pasada el total de las exportaciones mundiales de cebada llegaron a los 28 millones de toneladas siendo los principales exportadores Australia (22%); Unión Europea (21%) y Rusia (21%). Nuestro país representa el 9,4% de las exportaciones.
La cebada cervecera, por iniciativa de las empresas cerveceras, ha comenzado muy fuertemente su producción en los últimos años en la zona norte de la provincia. Es una agroindustria: tiene una etapa agrícola vinculada estrechamente por contrato a una etapa industrial y exportadora para producir la cebada malteada. Al grano se le hace un proceso de 11 días, una especie de germinación controlada, en el cual se transforma el almidón en maltosa, que es un azúcar más simple (y por eso se llama cebada malteada, porque tiene maltosa). Ese producto, al que se agrega levadura de cerveza, se fermenta después para producir la cerveza.

Cervecería y proteína.
En la campaña pasada la cebada obtuvo rindes muy buenos en las regiones productivas
del noreste pampeano. En la campaña 2015/16 promediaron los 2.425 kilogramos por
hectáreas (con máximos de hasta 3.500 en Conhelo y Maracó).
Las malterías ya están recibiendo el producto en categorías de aceptables a buenos valores. Sin embargo, los precios para los productores variaron según el contrato firmado y el momento de venta de la mercadería. El destino del grano de cebada es para la industrialización y la obtención de malta (insumo base de la cerveza). La mayor parte de la producción se realiza a través de contratos con las malterías locales, las cuales proveen la semilla y, en muchos casos, la logística y el asesoramiento técnico. Cuando el grano de cebada cervecera se pasa de proteína es castigado por la industria. Allí no se aceptan granos con más del 12% aunque siempre la estrategia para evitar el exceso proteico es acomodar el paquete tecnológico, no para obtener mayor rinde, sino para lograr rindes promedios de entre 22 y 25 quintales por hectárea en La Pampa.
El cultivo de cebada se realiza bajo contrato entre las malterías y los productores. Las principales malteras que adquieren la cosecha de nuestra provincia son Maltería Pampa (Puán); Maltería Argentina (Tres Arroyos); Cervecería y Maltería Quilmes (en alianza con empresas internacionales líderes como PepsiCo y Nestlé) y la estadounidense Cargill (Bahía Blanca). El grano para ser aceptado debe cumplir con los exigentes estándares de la industria, los cuales se fijan en le contrato previo a la siembra. En los mismos se establecen la superficie a sembrar, el precio de compra, las condiciones de entrega, el flete y gastos de comercialización. La conclusión es que ha sido un año histórico para La Pampa casi en conjunto con la de trigo.

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar