Un argentino tuvo un infarto en Chile: lo salvaron pero le cobraron más de $650 mil

- enSalud
162
0

Maximiliano Conca estaba de vacaciones con su novia en Viña del Mar. La familia pide ayuda para que lo trasladen en un avión sanitario.

Maximiliano Conca, tucumano, de 40 años, planeó las vacaciones a Chile junto a su novia y le pareció que lo más práctico era alquilar un auto para viajar por la costa de ese país. Este arquitecto, con antecedentes cardíacos de importancia -según contó su hermana- sufrió un infarto mientras manejaba en una ruta de Viña del Mar. Lograron salvarle la vida. Pero desde el miércoles pasado hasta hoy los gastos médicos ya superaron los $ 650 mil pesos.
Su familia pide ayuda para que lo trasladen a Argentina en un avión sanitario, porque no pueden pagar el costo de una nueva cirugía, informó el diario La Gaceta. Su hermana dice que la concreción o no del alquiler del avión debería resolverse desde el gobierno de Tucumán.
La pareja no planeaba pasar San Valentín en Chile, menos de esta manera. El viaje debía haber terminado el martes. Pero un dolor profundo y una transpiración fría repentina terminaron en una descompensación mientras Conca estaba al volante. No llegó a tiempo a frenar y chocó el auto alquilado.
Conca sufrió un infarto agudo de miocardio, como dice el parte inicial de su estado de salud antes de su derivación a la clínica privada Hospital Naval, donde se le realizó una cirugía y se estabilizaron sus signos vitales.
Ahora necesita una nueva intervención, que sus familiares no pueden pagar. Maximiliano no había contratado ningún tipo de asistencia al viajero. Su hermana contó que no lo hizo porque no lo creyó necesario para un viaje de unos pocos días.
“En un principio, nos habían dicho que la provincia había autorizado un avión sanitario y que sólo restaba la autorización desde Presidencia de la Nación para que se efectúe el viaje”, explicó Ana Agustina Conca a La Gaceta. “Pero después de vueltas y vueltas -agregó-, nos terminaron revelando que se trataba de un avión de evacuación que podría ser acondicionado para convertirse en sanitario. Además, pudimos comprobar que ni siquiera fue hecho el expediente con el pedido del avión. En teoría, ahora dependemos de la buena voluntad de la provincia de Tucumán para costear el acondicionamiento [de la aeronave], pagar el combustible y pagarle al piloto”.
Maximiliano ya había sufrido un infarto hacía dos años. Por eso se cuidaba con la alimentación y había abandonado los cigarrillos. Había dejado de tomar la medicación un año atrás y al sentir un malestar comenzó a tomar aspirinas. El infarto en Chile fue a las 17, luego de que almorzara una hamburguesa. El síntoma, detalló a los médicos, fue claro: dolor en el brazo izquierdo mientras estaba al volante.
Desde el Sistema Provincial de Salud (Siprosa) de Tucumán le dieron dos posibilidades: trasladarlo en una ambulancia hasta la Cordillera para que allí se encuentre con otra, argentina, en la que continuar el trayecto hacia Mendoza y desde allí abordar el avión sanitario; o pedir autorización presidencial para que la aeronave salga de la Argentina y lo busque directamente de Chile.
“El avión sanitario está a disposición del tucumano internado en Chile”, dijo el ejecutivo médico del Siprosa, Gustavo Viglio. Pero esperan la autorización de Cancillería. “En principio le colocaron dos stents y luego un tercero”, detalló.
“Como todos saben, en otros países la medicina es muy cara, por lo que se recomienda pagar un seguro, que no es muy caro y permite estar seguros fuera de nuestras fronteras”, cerró el funcionario.

Facebook Comentarios