Asesinó con una ballesta a su exmujer embarazada y el bebé nació por cesárea con su madre ya muerta

- enPoliciales
230
0

El ataque se produjo delante de los cinco hijos de ella, en Londres. Según el canal indio NDTV, el atacante fue detenido y acusado de asesinato.

El nacimiento de Ibrahim Muhammad fue tan violento y triste como milagroso. Esta criatura de 8 meses nació en Londres tras serle practicada una cesárea de urgencia al cuerpo sin vida de su madre, que había sido asesinada poco antes por una flecha de ballesta.

Según el canal indio NDTV, su mamá, Devi Unmathallegadoo -que había cambiado su nombre a Sana Muhammad cuando se convirtió al islam hace 7 años-, fue asesinada por su exmarido en su casa del barrio de Ilford, delante de su actual pareja y sus otros hijos de 1, 4, 12, 15 y 17 años (los tres más grandes frutos de su relación anterior).

Según explicó su marido Imtiaz Muhammad al diario The Evening Standard, estaba dejando una caja en el cobertizo del jardín cuando advirtió la presencia del atacante, Ramanodge Unmathallegadoo, de 50 años.

Estaba ahí con una ballesta cargada y se quedó mirándome, iba a dispararme por lo que empecé a correr hacia la casa gritándole a mi mujer, que estaba lavando los platos, ‘¡Corre, corre, corre!'”, contó el hombre de 42 años. Unmathallegadoo entró a la cocina, apuntó a su exmujer y le disparó en la panza.

“No puedo evitar pensar que ella se llevó la flecha que estaba dirigida a mí. A lo mejor debería haberme dado… los niños estaban presentes, ha sido terrible”, contó Muhammad.

“El proyectil subió hasta impactarle en el corazón, pero no le dio al bebé. Tenía que nacer dentro de cuatro semanas”, explicó. Ramanodge Unmathallegadoo fue detenido en el lugar por la policía mientras una ambulancia llevaba a Sana al hospital. El ataque ocurrió a las 7.30 de la mañana y la mujer falleció a las 11.

El pequeño Ibrahima nació por cesárea.
El pequeño Ibrahima nació por cesárea.

Operaron a mi esposa con la flecha todavía clavada porque habría sido demasiado peligroso retirársela antes“, explicó Muhammad.

“Era una mujer y una esposa maravillosa. Estuvimos juntos siete años, tengo el corazón destrozado porque éramos inseparables…” contó. Según explicó al Standard, con Sana se conocieron justo cuando la mujer estaba en medio de su divorcio.

Ahora el hombre se queda en un hotel con todos sus hijos. El pequeño Ibrahim permanece en el hospital y se encuentra “en condición estable”, indicó la BBC.

Facebook Comentarios