Las adolescentes desconocen o no usan anticonceptivos de larga duración

- enSalud
46
0

Así se desprende de una encuesta a jóvenes de 18 a 21 años en Argentina, Brasil, Chile y México.

Las adolescentes argentinas no usan o desconocen los métodos anticonceptivos de larga duración, de acuerdo con lo que revelaron especialistas en el XX Congreso Internacional de Ginecología Infanto-Juvenil.

El dato surge de una reciente encuesta realizada por MSD y Medimix Internacional a mujeres entre 18 y 21 años de Argentina, Brasil, Chile y México.

El 36 por ciento de las encuestadas argentinas dijo no conocer el implante subdérmico, mientras que el 62 por ciento de ellas dijo conocerlo pero no usarlo“, declaró Marisa Labovsky, presidenta de la SAGIJ (Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil).

“Más allá del preservativo, que debe utilizarse siempre para evitar enfermedades de transmisión sexual, los anticonceptivos reversibles de larga duración son considerados la herramienta de primera elección para la prevención del embarazo no intencional porque su eficacia no depende de la usuaria”, agregó.

El relevamiento también indicó que el 57 por ciento de las Argentina encuestadas iniciaron sus relaciones sexuales entre los 15 y los 17 años, el índice más alto en relación a las participantes de los otros países que intervinieron en la muestra.

A la hora de responder con quiénes habían hablado sobre salud sexual y reproductiva, el 40 por ciento dijo haberlo hecho con sus madres entre los 9 y los 15 años, el 13 declaró haber consultado con un médico y un 16 expresó haber conversado con amigos cercanos.

“Los padres, los pares son fuentes informales de consulta y educación sexual. Pero en Argentina existe una educación formal que establece los contenidos propios de cada edad madurativa, esa es la Ley de Educación Sexual Integral. Oponerse a que se cumpla o a que se mejore es negar un derecho”, indicó Valeria Mulli, médica pediatra y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Las especialistas también remarcaron la importancia de que “los ginecólogos estemos abiertos a las nuevas identidades de género y orientaciones sexuales que se expresan, porque si presumimos que todas las relaciones sexuales serán hetero, no vamos a brindar la información útil para ese paciente”.

Facebook Comentarios