Masiva movilización contra el ajuste macrista en Santa Rosa

- enLa Pampa
13
0
En el arranque del paro general de 36 horas, la movilización convocada por las CTA tuvo una multitudinaria respuesta en la capital pampeana. También estuvo la CGT local, numerosos gremios, organizaciones sociales, y las y los despedidos de Alpargatas.

El arranque del paro general de 36 horas tuvo una multitudinaria convocatoria en el centro de Santa Rosa. Una marcha de entre siete y nueve cuadras de extensión fue el resultado del llamado de las CTA a los distintos sectores obreros para manifestarse contra las políticas de ajuste del Gobierno nacional.

De la movilización participaron las y los despedidos de Alpargatas, que esta mañana perdieron su fuente laboral ante el anuncio del cierre de la planta del Parque Industrial.

Las tres CTA junto a la Intersindical provincial iniciaron de esta manera una jornada de protesta de 36 horas en repudio y protesta a la política de ajustes y recortes llevadas adelante por el Gobierno Nacional, en el marco de la planificación del Presupuesto 2019.

En el caso de los y las docentes pampeanas, la medida de fuerza comenzó a regir a partir del mediodía.

La fecha de paro de la CGT es mañana, pero la regional Centro Sur se sumó a la movilización de este lunes. Habían reclamado “que no vuele una mosca” para protestar frente a la gestión del presidente Mauricio Macri.

La caminata se inició después de las 12:30 sobre la Avenida San Martín, frente al edificio municipal. Se sumaron incluso varios gremios que no habían sido tan visibles en las últimas movilizaciones. También dirigentes políticos.

En el arranque, fueron al frente de la columna dirigentes de las CTA, Utelpa, UPCN, ATE, la CGT, UOCRA, Viales, Gráficos, docentes privados y técnicos, Legislativos, Judiciales, de Salud Pública, entre otros.

Repartidos entre las varias cuadras hubo representación del SIPREN Zona Sur, ADU La Pampa, la Bancaria, Obras Sanitarias, Municipales, SUTERYH, ANSES, AFIP, Vigilancia Privada, Luz y Fuerza La Pampa, Correos, y agrupaciones políticas y sociales como el Frente Ciudadano, Nuevo Encuentro, Corriente Clasista Combativa, Frente Peronista Barrial, Partido Obrero, PTS o MST.

Pero también hubo muchas y muchos trabajadores, o vecinas y vecinos, que marcharon sin banderas. Fueron por San Martín hasta la calle Pellegrini, donde pasaron por el Comité Provincia de la UCR para reclamar a los legisladores pampeanos oficialistas (el radical Daniel Kroneberger y el macrista Martín Maquieyra) que no voten el presupuesto. De allí doblaron por Escalante y luego por Pico para retomar San Martín. En ese momento tomaron la cabeza de la marcha las y los trabajadores de Alpargatas, todavía con la tristeza a flor de piel por haber perdido perdido su trabajo apenas horas antes.

El final de la movilización fue en la delegación del Ministerio de Agroindustria donde funciona la Secretaría de Agricultura Familiar. Allí se reclamó por los recientes despidos, que dejaron a la regional La Pampa – San Luis al borde del vaciamiento.

La medida de fuerza seguirá mañana dentro del paro de 24 horas convocado por la CGT nacional. Está prevista una nueva concentración para la tarde frente a la UNLPam, donde las y los estudiantes mantienen la toma del edificio central en adhesión a la protesta gremial.

Las organizaciones sindicales emitieron un comunicado que se denomina “Centrales sindicales se unen contra ajuste en La Pampa”.

“Los/as trabajadores/as pampeanos/as representados/as por las Centrales Sindicales se expresan mediante el siguiente documento en vísperas del paro general decretado por laCTA de los trabajadores, CTA autónoma y CGT.

En ese sentido, rechazamos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ya que los términos de este, por los ajustes que conllevan afectan y afectarán de manera catastróficas a los trabajadores/as. Estos términos perjudican el ingreso y peligran las fuentes de trabajo de quienes hoy se encuentran empleados/as.

La crisis en la que se encuentra el país es de niveles alarmantes. ¿Hace falta recordar el gobierno de la alianza, donde los mismos sectores que hoy gobernaban, para ver cómo las mismas políticas ya fracasaron?

La degradación de todo lo que sea diálogo abierto, espontáneo, democrático y plural está fuera de los manuales con los que el Gobierno nacional se maneja. Por el contrario, la imposición, los aprietes a las autoridades de las provincias ya sea negociando con algunos que se olvidan que prometieron defender a los trabajadores/as, o limitando los pagos establecidos por ley.

Es vergonzosa la manera en que se degradan organismos que son de vital importancia para los/as trabajadores/as y las personas de más bajos recursos. La disolución del Ministerio de Trabajo muestra claramente que no tienen ni la más mínima intención de dar importancia a los/as trabajadores/as. Del mismo modo que la eliminación del Ministerio de Salud, además de limitar su presupuesto con reducciones que alarman. A esto se suma que al Ministerio de Educación se lo ha degradado en la práctica ya que el mismo ni siquiera es un ámbito donde se discutan todos los temas inherentes a la educación en la paritaria sino que es una estructura administrativa a la que se le achica el presupuesto día a día.

Los incrementos de las tarifas de forma exorbitante afectan directamente el funcionamiento de las familias pampeanas. Hoy con el nivel salarial vigente muchas familias se encuentran en el limite de la pobreza, en muchísimos casos, podríamos decir la mayoría, no llegan a la canasta básica. Vemos con vergüenza como algunos partidarios del gobierno nacional se expresan en los medios de comunicación criticando al gobierno provincial y diciendo que el problema es no haber suscripto el pacto fiscal o que se destinan mal las inversiones.

El gobierno de los CEOS, observa el comportamiento de la sociedad desde una planilla de Excel y con la misma depravación que hacen los ajustes, vuelven a atacar a los/astrabajadores/as y sus familias como perros hambrientos.
En ese contexto nos solidarizamos con las familias de los compañeros despedidos en Agricultura Familiar, en Télam, en Anses y en todos los organismos nacionales donde los/ascompañeros/as se quedan sin trabajo fruto de esta política de ajuste tras ajuste. Con las mismas planillas en las que cuentan los despidos controlan como las tarifas de los servicios esenciales suben y suben cada mes.

La ambición desmedida por el dinero ha hecho que a pleno el gobierno nacional se dedique a defender los intereses de los que especulan en la bicicleta financiera. Y en ese tren manipulan la suba y baja del dólar devaluando de manera permanente, enriqueciéndose los bancos y las familias de los funcionaros, especialmente la familia presidencial.

Pero no todo está mal en nuestra provincia, todavía contamos con legisladores comprometidos con los trabajadores/as de su tierra, por eso destacamos y acompañamos el comportamiento de los diputados y diputadas nacionales quienes se han manifestado expresamente respecto de no votar un presupuesto con ajuste.

En la Provincia de La Pampa los/as trabajadores/as resistiremos para seguir teniendo paritarias libres, bregar por la defensa de las cajas previsionales, decimos NO a la armonización, sostenimiento de los beneficios en la obra social, NO queremos pérdida de puestos de trabajo ni de derechos adquiridos.

Defendemos y acompañamos el decreto dictado por el gobierno mediante el cual los trabajadores públicos pampeanos pagan menos impuesto a las ganancias, destacando la legalidad de dicha medida y por consiguiente repudiamos los dichos del comunicador oficial del medio hegemónico que no conforme con la critica a la medida insulto a todos los/as pampeanos/as.
Ante esta andanada de malas prácticas de la política es necesario dar como respuesta una concreta expresión de unidad de los/as trabajadores/as. En nuestro caso las centrales de La Pampa paramos y elegimos movilizarnos de manera conjunta convocando a la sociedad en general. Y decimos:
– No al FMI, a la precarización lab oral; a la división de clases; a los recortes dec salud, tecnología y educación; a los tarifazos en los servicios públicos esenciales; a la destrucción de las fuentes de trabajo y las economías regionales; a la persecución de trabajadores y dirigentes sindicales; al achicamiento de ministerios esenciales para favorecer la represión y la detención de trabajadores; a la dolrarización de tarifas e insumos cuando los trabajadores tiene sus sueldos en pesos”.
“Unidad de acción, seguimos en alerta y movilización”.

FUENTE: EL DIARIO

Facebook Comentarios