La devaluación del peso Argentino provocó largas filas de autos y demoras para ingresar a Mendoza desde Chile

- enLa Pampa
179
0

El aluvión de chilenos que empezó a llegar a la Argentina durante el fin de semana largo patrio trasandino se transformó en un verdadero caos en la frontera. Las demoras de Gendarmería Nacional, y en menor medida de Afip, en revisar los vehículos, que se van multiplicando con el correr de las horas, provocó malestar y altercados con algunos trasandinos que decidían “colarse” en las filas.

No es casual la visita de los ciudadanos del vecino país: el precio deldólar en Argentina ha sido la excusa perfecta para pasar unos días en Mendoza y algunas provincias cercanas, con el fin de disfrutar de unas minivacaciones, además de comprar indumentaria exclusiva, vinos, artículos de cuero y degustar la gastronomía local.

“Estamos hartos de tener que esperar y ver cómo se cuelan algunas personas. Es un caos lo que se vive acá en la montaña. En vez de respetar las dos filas, muchos se mandan de prepo, en tercer y cuarta fila, y los gendarmes en lugar de frenarlos, los dejan pasar”, se quejó eEmiliano Framarini (38), un geólogo mendocino que trabaja del otro lado de la cordillera, quien decidió venir a Mendoza a pesar el fin de semana largo junto a su familia.

“Hay gente que ha logrado hacer la pasada en menos tiempo porque no le importó respetar nada”, agregó el profesional, quien esperaba junto a su mujer y sus dos hijos el lento avance de los coches.

Los feriados patrios y la devaluación del peso argentino provocaron la llegada masiva de ciudadanos chilenos, que comenzó a sentirse durante la tarde del viernes, cuando cruzaron casi 5000 personas. En ese momento, también hubo quejas y malestar de los viajeros, sobre todo por los estrictos controles de los agentes de seguridad, quienes reforzaron la revisión de los equipajes, no sólo a los ómnibus sino a los autos particulares.

Esta situación fue considerada como una “exageración” por los turistas chilenos, quienes consideraban que el ingreso a la tierra del sol y del buen vino iba a ser más fluido. “Son controles estrictos de rutina, y más en estos casos, cuando se produce gran movimiento, pero también es verdad que a veces a Gendarmería se le va a la mano en las acciones y termina haciendo un papelón”, admitió a LA NACION, una alta fuente de la Aduana Nacional. En tanto, según informaron desde los Pasos Fronterizos se ha dispuesto un refuerzo en la seguridad y en las ventanillas de Aduana para hacer más ágil la atención y la realización de los trámites.

Ya en las primeras horas del sábado el flujo empezó a sentirse con más fuerza lo que terminó colapsando el ingreso, sobre todo en el complejo Los Horcones, del lado argentino. “Hubo gente que llegó una hora después que nosotros a la fila, y veo que ya fueron atendidos. Esto demuestra la falta de orden y equidad en el manejo de las filas. Están todos desesperados y las avivadas no se detienen”, acotó el joven, y añadió: “Muy mala la organización de Gendarmería, ni se comunican entre ellos”.

La visita vecina ha sido muy esperada por el comercio local, que se prepara para levantarse, luego de meses alicaídos y de años complicados justamente por el “efecto chile”, ya que la mayoría de los mendocinos decidía cruzar del otro lado de la cordillera para traerse de todo: desde artículos electrónicos, indumentaria hasta alimentos. Esta tendencia comenzó a revertirse a fines del año pasado y en los últimos meses a sentirse con fuerza. La llegada de los trasandinos, motivados por el valor del dólar en Argentina, está siendo cada vez mayor.

Los servicios gastronómicos y turísticos, sumados a los artículos de cuero, la ropa de marcas exclusivas y los libros, son la gran atracción para los visitantes, quienes comenzaron a copar la plaza hotelera mendocina, que se encuentra ya en un 80% de ocupación, según datos oficiales. Asimismo, hay comercios de la Ciudad de Mendoza que comenzaron a lanzar promociones especiales para recibir a los chilenos, con descuentos del 10%, que se extenderán hasta entrada la próxima semana, ya que se espera que los turistas se queden al menos hasta el miércoles 19, ya que los feriados patrios abarcan cinco días de descanso.

Facebook Comentarios