De parada: aumentan las opciones de orinadores femeninos para evitar el contacto con el inodoro

- enSociedad
159
0

Comenzó hace unos años la oferta de distintos elementos diseñados para la mujer y actualmente se suman hasta bombachas especiales.

Desde hace unos años se dio a conocer un dispositivo desechable que satisface una necesidad femenina: hacer pis en baños públicos sin exponerse al contagio de enfermedades. En Chile, Argentina, México, España y Estados Unidos se comercializan cada vez más los distintos diseños. Existen en versión descartable o bien la reutilizable con la posibilidad de lavarlo de manera simple.

Se trata de un artefacto en forma de triángulo que evita hacer equilibrio en cuclillas para no tocar el inodoro con el cuerpo y al mismo tiempo logra que todo termine en su sitio. Quizás muchos crean que es natural que los varones hagan pis de pie y las mujeres sentadas.

Quizás por algo más social, cultural y para nada natural, la costumbre impone que se realice ese acto de tal manera. Antiguamente, en el campo y hasta el siglo XX, las mujeres llevaban bombachas abiertas a la altura de la vulva, que les permitía hacer pis de pie. En África del Norte, las mujeres tuareg siguen orinando paradas debajo de sus amplios vestidos.

El uso de estos elementos es más sencillo de lo que se imagina. Puede llevarse para usar en festivales de música, lugares al aire libre donde no es simple encontrar un baño en condiciones, en salidas nocturnas o simplemente en cualquier baño. Su tamaño varía según el modelo, pero son pequeños y algunos se arman de manera muy simple.

Según los testimonios de quienes lo probaron, resulta algo extraño al comienzo pero tras verificar su función resulta útil y menos complejo de los que aparenta.

En Chile uno de los primeros en venderse se llamó Cono Mágico y fue el disparador para que se creen otros similares. Entre las distintas opciones se encuentra Stand Up, un pack de seis cartones troquelados que vale alrededor de 6 dólares. En esa línea, el más solicitado en el país es Femway. El precio varía según el distribuidor. Como plus, además de ser desechable su fórmula es biodegradable.

Otra opción es Pipipop, una bombacha de algodón que incorpora un dispositivo de silicona, lo cual permite a orinar sin quitarse la ropa. No es muy estético y suena extraño pero en España se consigue por 10 euros y algunas mujeres comenzaron a usarlo.

Como si fuera poco, se suma a la lista GoGirl. El aparato viene en un tubo que funciona como funda protectora para transportarlo. Es de silicona por lo que se adhiere mejor al cuerpo, lo que evita escurrimientos. Su distribuidor es español pero realizan envíos a todos el mundo.

En Mercado Libre se pueden encontrar distintas opciones con solo ingresar la palabra “orinales” en el motor de búsqueda. Existen diseños descartables más austeros, pero que cumplen la misma función por $200 pesos. También se suman más modelos reutilizables por $300 que simulan ser una canaleta.

Facebook Comentarios