Proteccionistas reclaman justicia por la perra abusada en Santa Rosa

- enLa Pampa
98
0

Alrededor de unos 20 proteccionistas de animales encabezaron ayer un “escrache” en la vivienda del hombre acusado de maltrato animal, quien habría abusado sexualmente de una perra, para pedir justicia en el caso.
Un grupo de proteccionistas de animales realizó ayer un escrache frente a la vivienda del hombre que, días atrás, fue acusado de haber maltratado a una perra de raza galgo, la cual habría sido abusada sexualmente. Abril Luna, una de las jóvenes que encabezó la protesta, detalló que el único objetivo es reclamar justicia por el caso.
El pasado viernes 14 en Santa Rosa, en las inmediaciones del relleno sanitario, dos personas habrían sido testigos de un hecho totalmente aberrante: un hombre de unos 70 años se encontraba abusando sexualmente de una perra. Cuando efectivos policiales fueron alertados y llegaron al lugar, detuvieron a la persona, pero poco después fue liberado.
Indignados por esta decisión, alrededor de 20 personas se congregaron en la explanada del Centro Judicial de la capital pampeana para pedir justicia para la pequeña perra de nombre “Munay”. De allí, minutos más tarde, se dirigieron hacia el domicilio del hombre, ubicado en el barrio Sagrado Corazón, que fue acusado por el maltrato del animal, para concretar el “escrache”.
Una vez en el lugar, los proteccionistas colocaron en las rejas de la vivienda, y en las inmediaciones del hogar, varios afiches que llevaban las siguientes leyendas: “Stop maltrato animal”, “Violador” y “Justicia para Munay”. Además, se encargaron de informar a los vecinos cuál era el motivo por el que se encontraban allí.
La protesta duró alrededor de una hora, en donde los presentes aplaudieron, expusieron algunas palabras y solicitaron que el hombre salga del domicilio y brinde explicaciones sobre el suceso del cual es acusado.

Tensión.

Momentos de tensión se vivieron cuando uno de los familiares del hombre “escarchado” llegó al domicilio y enfrentó al grupo de proteccionistas que aún aguardaban en el lugar. Si bien la situación no pasó a mayores, el altercado ocasionó que un móvil policial se haga presente. El muchacho únicamente increpó a las mujeres que se encontraban pegando una serie de afiches en la vivienda, los cuales rompió y, posteriormente, ingresó al domicilio. Por otra parte, personal policial debió asistir a una mujer, inquilina en ese hogar, a causa de una crisis de nervios que le generó el tenso encuentro con los proteccionistas presentes.

Preocupación.

Abril Luna, una de las proteccionistas en el lugar, explicó a LA ARENA que la decisión de realizar el “escrache” fue para “pedir Justicia por Munay, la perra que lamentablemente fue víctima de violación sexual”. La joven mostró su disconformidad con la decisión de la Justicia de dejar en libertad al hombre y pidió que se cumplan las penas de maltrato animal.
“En este momento está en su casa, supuestamente la familia estaba indignada y lo echó pero resulta que no es verdad. Por eso acá estamos pidiendo un escrache social porque una persona que lastima a un animal, el día de mañana puede lastimar a una persona”, advirtió Luna.
En relación al estado de la perra, la proteccionista aseguró que “está resguardada” pero que están preocupadas por su estado físico y psicológico. “Llora todo el tiempo y, aunque estamos aguardando el informe veterinario, lo que sabemos nosotros es que tuvo un desgarro en la zona genital y tiene la cadera quebrada”, indicó la joven. “Esperemos que su condición mejore, estamos dándole todo nuestro apoyo y que pueda volver a confiar en los humanos”, sentenció.

Facebook Comentarios