Día histórico: El plenario de comisiones aprobó el dictamen por el aborto y hoy se debate en la Cámara de Diputados

- enNacionales
89
0

A las 11 comenzará la sesión en Diputados. Se espera una jornada maratónica de entre 15 y 20 horas. Los legisladores pampeanos Sergio Zilitto (PJ y Daniel Kroneberger (UCR) votan a favor. Martín Maquieyra, del PRO, en contra. Los justicialistas Ariel Rauschenberger y Melina Delú se inclinarían por la negativa también.

Fue en 2005, después de un Encuentro Nacional de Mujeres, que se formó lo que hoy se conoce como “La Campaña”, la unión del movimiento de mujeres con organizaciones sociales, políticas y sindicales con un único objetivo: llevar el debate por la legalización y despenalización del aborto al Congreso.

El proyecto de ley que redactaron se presentó seis veces sin éxito: 1 durante el gobierno de Néstor Kirchner, 4 veces durante el de Cristina Fernández (que se manifestó en contra del aborto legal) y 1 durante el gobierno de Mauricio Macri. En marzo de este año, sin embargo, cuando se presentó por séptima vez, venía empujado por una ola arrasadora: las tres marchas #NiUnaMenos, los dos Paros Internacionales de Mujeres y el movimiento mundial #MeToo que sacó a la luz los abusos sexuales en distintos ámbitos.

Hoy se debatirá por primera vez en el recinto por eso, más allá del resultado, es considerado histórico. También porque el debate en los medios, en las redes sociales, en las escuelas y en las familias permitió “la despenalización social” del aborto. Es decir, que deje de ser un tabú y se convierta en una causa que une a las pioneras del movimiento feminista -que hoy tienen en promedio 80 años-, a sus hijas y a sus nietas, las adolescentes que encarnan la llamada “la revolución de las hijas”.

El comienzo del debate está previsto para las 11 y se calcula que durará entre 15 y 20 horas (el debate se puede seguir en vivo desde aquí). Se espera que el país esté pendiente del voto de un puñado de diputadas y diputados que no quisieron revelar su posición que serán decisivos en el resultado final.

Se definirá de madrugada y entre los presentes, que votarán a mano alzada. En caso de que se vote “a favor”, el proyecto obtendrá media sanción y se dará el primer paso hacia la despenalización y legalización del aborto. Después será el turno del Senado.

Afuera del Congreso, se espera una movilización masiva. La vigilia de la “Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito” comenzará a las 12. Desde las 14 hasta la medianoche habrá bandas en vivo en el escenario (Jimena Baron, Eruca Sativa, Gabo Ferro, La Delio Valdez, Las Taradas, Miss Bolivia, entre otras). Habrá talleres, charlas y se transmitirá en vivo lo que esté sucediendo dentro del recinto.

Las organizadoras calculan que llegarán 100.000 personas, que es la cantidad que suele reunir cada Encuentro Nacional de Mujeres. Mientras tanto, hay vigilias organizadas en las ciudades más importantes del país. Están confirmadas en Mendoza, Mar del Plata, Chaco, Rosario, Neuquén, La Plata, Concordia, Córdoba, Jujuy y Gualeguaychú.

El colectivo de “Actrices argentinas” también anunció que estará presente en la vigilia. Pidieron a las mujeres que no vayan sola, que lleven pañuelos, limón y vinagre (por si hubiera gases lacrimógenos), abrigo, documentos y teléfonos con baterías cargadas. Anoche el hashtag #QueElAbortoSeaLey ya era tendencia en Twitter.

En la otra mitad de la Ciudad, la Unidad Provida organizará un evento llamado “Salvemos a las dos vidas”, presentado por la conductora Viviana Canosa. Habrá carpas temáticas donde recibirán donaciones de pañales y leche en polvo para distribuir entre “entidades que acompañan a la maternidad vulnerable”. El escenario central estará ubicado en la intersección de la avenida Entre Ríos y Alsina.

También se podrá seguir la sesión en vivo y, desde las 18, hablarán mujeres “que sufrieron la violencia del aborto” y “personas que sobrevivieron al aborto gracias al apoyo y contención que recibieron sus madres”. Además, llevarán a una embarazada y le harán una ecografía en vivo.

El dictamen que ayer se votó por mayoría está basado en 10 proyectos (aunque el proyecto “madre” es el de la Campaña). Se incluyó la “objeción de conciencia”, permitida sólo para quienes la manifiesten previamente, de manera individual y por escrito.

“También agregamos que si el profesional es objetor debe serlo en el ámbito público y también en el privado, porque hay una doble moral, sobre todo en las provincias: médicos que se niegan en el sistema público y hacen abortos en el sistema privado porque los cobran”, explica a Infobae Marisa Herrera, investigadora del CONICET y parte del equipo de asesores que participó de la redacción del dictamen.

Tampoco podrán objetar la interrupción voluntaria del embarazo si la mujer llega muy mal a una guardia (por ejemplo con una hemorragia por haberse hecho un aborto inseguro) y requiere “atención médica inmediata e impostergable”.

Herrera explica un punto que causó molestias y confusión entre muchas adolescentes que se negaban a que las chicas de entre 13 y 16 años están obligadas a tener el consentimiento de sus padres para hacerse un aborto. Las adolescentes plantearon que eso iba a obligar a las chicas que sufren violaciones intrafamiliares a necesitar el consentimiento del abusador para interrumpir el embarazo.

“El Código Civil dice que las menores de entre 13 y 16 años necesitan acompañamiento de los padres cuando se trata de una práctica invasiva. Sin embargo, el 90% de las interrupciones se van a hacer con misoprostol (aborto con pastillas), lo que significa que es un procedimiento no invasivo. Para el 10% restante que necesite, por ejemplo un raspaje, se abrió el concepto. Deberán ir acompañadas pero podrá ser también con allegados o referentes afectivos”.

Además, se agregó una pena excarcelable para los abortos que se hicieran después de la semana 14 (salvo los que ya están permitidos, en caso de violación o de que corra riesgo la salud y la vida de la mujer). Tras bambalinas dicen que tuvieron que incluir una penalización para “no dejársela servida” al diputado que chicanee (“¿y después de la semana 14? ¿Entonces van a poder abortar a los 8 meses de gestación?”).

Se espera una jornada ardua. Tanto entre quienes están a favor como quienes están en contra coinciden: lo viven como la la final de un partido por penales. Todo puede pasar.

Facebook Comentarios