Empleados de Vialidad Nacional, del 21º Distrito La Pampa, decidieron ayer en asamblea continuar con el quite de colaboración, incrementando de dos a cuatro horas el cese de actividades, a la vez que aprobaron la adhesión al paro del día jueves de la CTA.
Los despidos que se produjeron hace algunos días en la sede central en Buenos Aires, produjeron notable preocupación entre el personal del organismo, y en nuestra provincia se sostuvo en la asamblea que “en Vialidad Nacional no sobra nadie”, y ratificaron un rotundo “no a los despidos sin sumario previo”. Afiches pegados en distintos lugares del edificio de Juan B. Justo y Villegas expresaban repudio al avasallamiento a los derechos de los trabajadores.
El pasado jueves, el personal del 21º Distrito, llevó a cabo en la plaza San Martín una radio abierta para visibilizar el tema e informar a la sociedad sobre el reclamo que mantienen por los despidos que lleva adelante el gobierno nacional, en el marco del plan de ajuste que mantiene a los trabajadores en una situación de “incertidumbre” permanente.
Los viales que pertenecen a la Asociación de Profesionales y Personal Superior de la DNV, advirtieron que “hace dos años venimos sufriendo las medidas que el gobierno nacional está tomando en los organismos” y recordó que la semana pasada, “fueron despedidos 52 compañeros. Aunque en La Pampa no tuvimos que sufrir esas situaciones, la preocupación de los trabajadores es importante”.
Destacaron que los despidos afectan al personal contratado y de planta permanente por igual. Además entre los 52 despedidos, hubo tres personas con capacidades diferentes, que no obstante más tarde fueron reincorporadas, al considerarse las situaciones de cada una. “Eso marca la falta de humanidad de la gestión con empleados estatales”, dicen los trabajadores.
Finalmente los viales señalan que pretenden que la sociedad pampeana conozca “lo que estamos viviendo, y la incertidumbre que se soporta”.

Retiros voluntarios.
Por otra parte desde el sindicato que representa a los trabadores viales, se pone de manifiesto que “el congelamiento de los ingresos al Estado genera preocupación también, porque están incentivando a los retiros voluntarios”, lo que naturalmente “genera un desfasaje con nuevos empleados”, dijo López García, de la Asociación de Profesionales y Personal Superior del organismo, quien además sostuvo que “en Vialidad Nacional no sobra nadie, sino que al contrario, falta personal”.
El gobierno nacional de Cambiemos “ha manifestado en algún momento tener un ambicioso plan de obras viales” -agregó-, pero no se estaría en condiciones de ejecutarlas “ante el ajuste” que se viene llevando a cabo. Precisó que en nuestra provincia son 160 los empleados, que “por administración” tendrían que estar atendiendo 1.200 kilómetros de rutas “y se torna imposible”.

Todo se complica.
El delegado agregó que a todo eso se debe sumar “la falta de presupuesto” porque está faltando material para realizar bacheos, y también las máquinas. Todo se está complicando”, grafican los trabajadores.
En lo que coinciden, y así queda de manifiesto en cada asamblea que se viene realizando, es que en Vialidad Nacional se hace oídos sordos a los reclamos, que pasan por “la reincorporación de los agentes despedidos y que se cumpla con el convenio colectivo de trabajo, porque ningún gremio va a defender a alguien que no trabaja. Pero debe haber un sumario previo, no puede ser que elijan la gente con el dedo directamente”.

 

Diario La Arena

Facebook Comentarios