Cambiemos pidió debatir el desafuero de Cristina para entrampar al peronismo en la grieta

- enCastex
55
0

Buscarán estirar la discusión hasta agosto, anticipó Naidenoff a LPO. Se define el martes.

Los senadores de Cambiemos solicitaron una sesión especial para debatir la semana próxima el desafuero de Cristina Kirchner, tal como anticipó LPO en exclusiva, pero pedirán postergar la sesión al menos hasta agosto, según anticipó a este medio el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff.

la decisión de estirar el debate no es casual y busca dejar pegado al peronismo que lidera Miguel Pichetto con la defensa de la ex presidenta. La misma estrategia que impuso Marcos Peña en el video que grabó Macri antes que se traten las tarifas, donde pidió al bloque del senador rionegrino que no siga las “locuras” de Cristina.

Se trata de una estrategia riesgosa para un gobierno en minoría, que en este caso abroqueló a la oposición y derivó en la sanción de la ley que limitó los tarifazos y obligó a Macri a un veto muy impopular, según los últimos sondeos.

El pedido de sesión para tratar el desafuero de Cristina fue solicitado por los senadores Federico Pinedo (Pro), Humberto Schiavoni (Pro), Luis Naidenoff (UCR), Oscar Castillo (Frente Cívico de Catamarca) y Pamela Verasay (UCR) y a la reunión de labor deberían asistir Pichetto y Marcelo Fuentes, jefe del FpV-PJ, el bloque de Cristina. Será a puertas cerradas y muy tensa.

En el bloque de Pichetto evaluaron la movida del Gobierno como el triunfo de la línea de Durán barba que apuesta a la grieta y acaso una consecuencia del enojo por la derrota del miércoles.

En el bloque de Pichetto afirmaron a  LPO que lamentaban la jugada del gobierno y evaluaban que “es consecuencia del enojo por la derrota del miércoles, en lugar de pensar con la cabeza fría y priorizar en la necesidad de acuerdos para temas importantes como el presupuesto en primer lugar”.

En efecto, el presupuesto que deberá comenzar a debatirse en septiembre es el instrumento en el que habrá que ubicar el ajuste de al menos 200 mil millones de pesos del gasto del Estado, que exige el acuerdo con el FMI en marcha.

En el bloque de Pichetto nadie se sorprendió con la decisión: “Acaban de confirmar que los sigue conduciendo Durán Barba”, se lamentaban, por la oportunidad pérdida de sacar de la agenda la grieta y avanzar con un diálogo político, que estimaban indispensable para los tiempos que vienen.

La decisión de impulsar el desafuero de Cristina de Cambiemos es en ese sentido bastante transparente. Pichetto se cansó de decir que la tradición del Senado es avanzar con el desafuero de sus miembros sólo si hay sentencia firma confirmada por la última instancia -usualmente la Corte Suprema-.

El juez Claudio Bonadío pidió 7 de diciembre Claudio Bonadío quitarles los fueros a Cristina y detenerla por encubrimiento a los acusados de volar la Amia. LÑa ley obliga a tratarlo en el recinto en el próximo semestre, pero no aclara si toma días hábiles y corridos y la biblioteca jurídica del Senado invita a considerar los primeros.

“Por tratarse de una norma de derecho público los días se computan como hábiles, como ocurre con los decretos de necesidad de urgencia. Así lo plantearemos el martes en la comisión de labor parlamentaria”, afirmó a LPO Naidenoff, quien en los hechos confirmó que esa decisión estirará la definición al menos dos meses.

Si prospera esa interpretación, podría hasta considerarse vigente el trimestre de plazo para tratar el desafuero en la Comisión de Asuntos Constitucionales. De hecho, para exponer a Pichetto y alentar la grieta, los mismos senadores pidieron además convocar a esa comisión por considerar que lo plazos no están cumplidos.

La comisión la preside el catamarqueño Dalamcio Mera y en su reunión inaugural Pichetto se negó a tratar el desafuero y pidió analizarlo junto a todos los que hay pendientes, como el de Carlos Menem.

Claro que el 24 de marzo, pocos días después, el Tribunal Oral Federal 8 liberó a Carlos Zannini y Luis D’Elía por la misma causa de encubrimiento y según los propios senadores de Cambiemos, el pedido contra Cristina carece de materia jurídica.

La ex presidenta siempre desafió al recinto. En su primera intervención en diciembre, recordó que el Senado puede tratar su desafuero cuando quiera y tras la liberación de su ex mano derecha ni siquiera fue al Tribunal a pedir su exhimición de prisión.

“Nos está desafiando y no podemos darle otra tarde de gloria”, dijeron algunos senadores oficialistas en la última reunión de bloque, pero en la Casa Rosada sobran militantes de la grieta y Cristina en el banquillo les resulta una escena imperdible.

Facebook Comentarios